Nuestra historia. No olvidamos nunca de donde venimos.

¿Dónde vamos?

¿Qué podríamos hacer hoy?


Estas dos preguntas fueron la semilla de la red de guías profesionales Tourme.
Un verano cualquiera, en una ciudad cualquiera José María de Juan y otros dos amigos se preguntaron qué hacer después de haber visitado las zonas más conocidas de la ciudad en la que estaban.

"Queríamos hacer algo distinto a unirnos a un grupo de personas que hacen lo mismo una y otra vez. Queríamos comer lo típico saliéndonos de la "zona turística". Queriamos ver los alrededores. Queríamos saber más de la ciudad que no fuera leer una guía... pero no sabíamos cómo hacerlo, al menos sin gastar una fortuna."

Lo perfecto sería tener una aplicación en la que poder quedar con alguien de aquí y que nos enseñara lo que nos gustaría conocer.

¿Porqué no contratamos a un experto local?

Casi 200.000 líneas de código después se puede disfrutar de Tourme, un sitio en el que poder configurar un tour privado con personal cualificado a un precio justo.

¡Feliz viaje!